Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

Tribunal Electoral

julio 14, 2014 , , , , ,

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n3394765.htm

Tribunal Electoral

Federico Ling Sanz Cerrada*

Durante la semana que termina tuve la oportunidad de organizar en la ciudad de Washington, D.C., para el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, un seminario llamado “Perfil del Funcionario Judicial”, en el cual se abordaron varios temas relativos a la impartición de Justicia Electoral y sus modelos comparados, la ética judicial, la transparencia y los mecanismos por los cuales se garantizan los derechos de los ciudadanos; así también se habló de las habilidades legales que deben tener los funcionarios del propio tribunal para que las sentencias y las opiniones sean más comprensibles y menos complejas para que cualquier ciudadano pueda acceder a ellas. Al finalizar, el programa cerró con una excelente conferencia sobre libertad de expresión en las Américas.

En ese sentido, y de manera general, quiero mencionar algunos puntos que vale la pena destacar y que son percepciones que se tienen entre los académicos y profesionistas de la capital estadounidense acerca de la labor que desempeña el Tribunal Electoral de México. En primer lugar comenzaré por decir que llama la atención que nuestro país tenga a un tribunal especializado en esta materia y que además tenga rango constitucional. Y junto con ello, la segunda percepción que se tiene es que el Tribunal cuenta con un equipo profesional de funcionarios que se aseguran que las decisiones se tomen de manera informada, bien analizada y con todos los fundamentos debidos: de modo estrictamente neutral y profesionalmente hablando.

Después de investigar un tanto, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación es uno de los pocos (si no es que el único) tribunal que, como tal, está llevando a cabo labores de formación y capacitación de manera comparada y bilateral, de tal forma que sus miembros puedan ampliar su perspectiva y su conocimiento global y transversal de la materia de la que deben conocer y resolver. Como mexicano en Washington, D.C., me siento muy orgulloso de que nuestro modelo de corte constitucional electoral sea una referencia en Estados Unidos, y que también lo sea para otros países, no solamente por su labor esencial y arquitectura institucional, sino también por los valores a los que dedica tiempo y esfuerzo, como la ética y la transparencia en su quehacer cotidiano (2013 fue el año de la ética y 2014 de la transparencia).

Entre los temas que fueron de mayor utilidad para los funcionarios del Tribunal, podemos encontrar el análisis comparado del modelo de justicia estadounidense y mexicano, la defensa de la libertad de expresión y el recuento de los casos que han sentado precedente en los sistemas de justicia y las jurisprudencias relevantes. Yo mismo – sin ser abogado – pero como organizador de este curso, pude aprender de manera sencilla los detalles finos que los juzgadores electorales deben de tomar en cuenta al momento de resolver los casos.

He decidido escribir este artículo para elogiar la labor que hace el Tribunal en el fondo de aquello que resuelve y, que por ende, protege. Motivo aparte de discusión será el tema de la pensión vitalicia para los magistrados, pero eso no forma parte del fondo sino de la forma de las cosas actualmente. Dejaré de lado esa discusión, pero debo admitir que me gustaría que la misión del Tribunal sea protegida a toda costa, porque es uno de los bienes más preciados que tenemos en materia electoral, judicial e internacional. Digo lo anterior porque no estoy de acuerdo con lo que le sucedió al Instituto Federal Electoral y todo lo que derivó en que se pulverizara y se convirtiera en el Instituto Nacional Electoral (con el consiguiente desmembramiento de consejeros y de reparto del botín partidista para tal efecto).

En resumidas cuentas, el Tribunal Electoral es uno de nuestros organismos e instituciones que nos quedan para garantizar que la democracia en México siga creciendo y se fortalezca cada vez y que demos pasos hacia una verdadera protección de derechos civiles, electorales y hasta humanos. No debemos dejar que el Tribunal se convierta en rehén político en los meses y años sucesivos; de ello depende la vitalidad de la democracia mexicana.

http://www.federicoling.com y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: