Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

Comparaciones desde el Cono Sur

diciembre 7, 2013 , , ,

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n3202386.htm

Comparaciones desde el Cono Sur

Federico Ling Sanz Cerrada*

Recuerdo bien que hace algunos años, por allá de 2010, mi esposa hizo un viaje a Argentina con su hermana y recorrieron los barrios de Buenos Aires, visitando todos los rincones que uno ha visto en múltiples fotografías. Posteriormente fueron a Iguazú (a las cataratas), donde está la frontera de Brasil, Paraguay y Argentina.

Y recuerdo bien sus fotos en diversos lugares de la capital federal de dicho país, como “Caminito”, en la flor mecánica conocida como “Floralis Generica”, algunas cabinas telefónicas de color rojo estilo Londres o buscando la tumba de “Evita” Perón en el Cementerio de la Recoleta.

Y traigo todo esto a colación porque me ha tocado venir a Argentina de trabajo en esta ocasión ahora a mí; es la primera vez que viajo al sur de México (lo más al sur que había estado en mi vida era la ciudad de Tapachula, en el estado de Chiapas). Entonces, emprendí un largo viaje y llegué a la capital del país andino, de donde estoy escribiendo este artículo, y donde hay algunas cosas que me han impresionado (positiva y negativamente).

Me llamó mucho la atención el tamaño de Buenos Aires, pues entre la ciudad y la provincia de Buenos Aires (algo así como el DF y el Estado de México) suman cerca de 16 millones de habitantes.

No es poca cosa. Ahora bien, respecto de la ciudad capital y su centro histórico, puede dar la impresión en algún momento que el mobiliario urbano está un tanto descuidado y hay zonas de altísima marginación y pobreza citadina. No obstante lo anterior (mismo que podría decirse del DF), la arquitectura del centro y microcentro es bellísima y hay zonas de alto empuje y desarrollo, como todo el “Puerto Madero” que se ha convertido en un exclusivo lugar para vivir, trabajar, hospedarse o simplemente ir a pasear o a comer. Inclusive se está construyendo un “World Trade Center” llamado “Madero Harbour” (cuyo nombre va de acuerdo al estilo de otros como “Palermo SoHo o Palermo Hollywood”).

Me impresiona también que prácticamente todos los argentinos hablan inglés (y lo hacen bien). La influencia estadunidense es amplia, aunque están geográficamente lejos. Entre las cosas que aún hacen algo de falta está alcanzar un nivel de bancarización como el que tiene México.

No se puede pagar con tarjeta en los “changarros”, cuando en nuestro país prácticamente todos los negocios medianos la aceptan. Aquí solamente vale el efectivo, y ni qué mencionar que haya dos tipos de cambio de dólar: el oficial (6 pesos argentinos por dólar) y el verdadero (10 pesos argentinos por dólar).

Los dólares son un bien escaso y en la calle se pueden encontrar casas de cambio y cambiadores clandestinos que ofrecen el tipo de cambio real a los turistas.

Lo anterior da cuenta de la terrible situación financiera que Argentina enfrenta y ha enfrentado en los últimos años.

Asimismo, las telecomunicaciones, el internet y la telefonía celular no se encuentran en su máximo potencial; aunque en sentido estricto debo decir que el teléfono celular no ha fallado, pero sí el internet en mis hoteles o en lugares donde tradicionalmente se encuentran las redes inalámbricas.

Buenos Aires sigue siendo una ciudad difícil de descifrar para mí. Mi reciente visita a esta urbe ha desmitificado muchas cosas e ideas preconcebidas que tenía yo de la República Argentina, y me ha abierto los ojos a otras tantas de las que no tenía conocimiento.

Como todo en la vida, los viajes ilustran y nos enseñan elementos diferentes de nuestra realidad, de nuestro mundo y nos sitúa correctamente en nuestro tiempo y espacio.

Volvería con los ojos cerrados a Buenos Aires (porque además la cultura del vino que existe aquí me ha fascinado) y cada vez aprendería más; lo que sí debo decir es que ahora he aprendido también a ver a mi propio país con diferente mirada y a situarlo de una mejor manera. Este viaje también me ha servido para desmitificar muchas cosas de México. http://www.federicoling.com y @fedeling *Maestro en Análisis Político y Medios de Información

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: