Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

Recuerdos Comparados

octubre 5, 2013 ,

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n3146324.htm

Recuerdos Comparados

Federico Ling Sanz Cerrada*

Durante las últimas semanas se han venido apreciando en mayor medida los costos y los alcances de los percances de los desastres naturales ocurridos en México. Todos sabemos cómo los huracanes “Manuel” e “Ingrid” azotaron en dos frentes a la república mexicana, dejando una estela de devastación, de muerte y de destrucción en muchos lugares.

Lo anterior movilizó de manera importante al Gobierno de la República y lo puso en acción. El Presidente Peña Nieto viajó a las zonas del estado de Guerrero en donde se registró el mayor daño y los recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) fueron liberados.

Pero no quiero quedarme solamente allí, sino que me gustaría establecer una comparación con eventos similares ocurridos anteriormente, y que han marcado la esencia de los gobiernos, de las autoridades y de los presidentes; no solamente de México, sino de otros países.

Por ejemplo, en nuestro país, en el año de 2009 tuvieron lugar una serie de acontecimientos similares: la crisis de salud por el tema de la influenza, la sequía y otras cosas más. Ello causó también una gran devastación en la república y dejó importantes secuelas de daño económico que, aún hoy en día, son difíciles de dimensionar.

La oposición criticó duramente al Presidente en ese entonces, acusándolo de no haber tomado las medidas apropiadas; de haber permitido que los desastres naturales hicieran daño a México, y lo cuestionaron porque, desde su óptica política en particular, estaba culpando a estos factores externos para no atender los grandes asuntos nacionales.

Adicionalmente a lo anterior, en el año de 2009 también se resintió fuertemente el efecto de una crisis económica internacional de grandes proporciones. Hoy en día México está enfrentando condiciones semejantes.

La devastación de los huracanes se ha unido a una situación económica poco favorable para la nación, escenario en el cual las perspectivas de crecimiento económico se han debilitado, e incluso se han reducido de manera significativa. Aunado a ello, la situación de ingobernabilidad en la capital del país provocada por los maestros, ha generado un intenso malestar entre la ciudadanía afectada. Luego entonces, la combinación de factores podría resultar explosiva.

En ese orden de ideas, si se analizan las experiencias internacionales e históricas, en algunas ocasiones son los desastres que vienen de la naturaleza, o aquellos que son imprevisibles, los que ponen en “jaque” a los gobiernos nacionales o locales. Recordemos por ejemplo el desastre nuclear de Fukushima en Japón, o el terremoto de 1985 en la Ciudad de México. El rumbo político y económico de un país también está supeditado – nos guste o no – a los fenómenos que vienen de fuera.

Lo que trato de decir en esta ocasión es que la situación para el Gobierno de la República en México se ha complicado más, debido al desgaste natural de instrumentos como el “Pacto por México” y por causa de la desaceleración económica o los desastres naturales.

Por supuesto, gobernar en dichas circunstancias no es fácil y se corre el riesgo de privilegiar lo urgente por encima de lo importante; ello es absolutamente lógico, razonable y entendible, pero tenemos que ser capaces de dimensionarlo en su justa medida para entender mejor cuáles son los factores de decisión de un gobierno, de un presidente o de un gobernante.

Lo que entonces va quedando claro es que, a medida que nos adentramos más en esta compleja situación, el gobierno tendrá que ser capaz de encontrar alternativas viables para que las grandes reformas, las negociaciones y la gobernabilidad política sea una realidad; esto en un entorno internacional que observa fijamente a México, donde las redes sociales y los medios de información son los principales formadores de opinión pública y de juicios sumarios. No es entonces un reto fácil.

¿Cómo se podría poner de acuerdo el sistema político mexicano para generar las herramientas que le permitan seguir adelante y dar pasos en firme para concretar su agenda política y de gobierno durante los próximos años? Esa es la pregunta que hay que responder hoy en día para entender cuál es el camino de México que le espera en el futuro cercano. http://www.federicoling.com y @fedeling *Maestro en Análisis Político y Medios de Información

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: