Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

La Naturaleza Humana

octubre 5, 2013 , , ,

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n3129729.htm

La Naturaleza Humana

Federico Ling Sanz Cerrada*

Los fenómenos naturales, tal como el paso del huracán “Manuel” por nuestro país deja al descubierto muchas cosas. Entre las más importantes, sin duda podremos decir que es la fragilidad humana que queda evidenciada de manera cruda. A veces pensamos que la humanidad tiene toda la capacidad de destruir al mundo y somos nosotros quienes estamos haciendo esto. No digo que lo anterior no tenga algo de cierto, sin embargo, basta que la naturaleza despierte con toda su fuerza para poner en evidencia lo vulnerables que somos como especie. La potencia de los fenómenos de la naturaleza es algo que debe analizarse con cuidado y nos debe servir para hacer una reflexión sobre los acontecimientos de los últimos días.

Pero no solamente el paso de los huracanes en México ha dejado al descubierto nuestra humana fragilidad, sino que además de azotar con fuerza en las costas de México, ha venido a sacudir nuestra naturaleza propia; es decir, ha hecho resurgir de manera clara lo que en realidad somos. No hablo en un sentido abstracto, donde los fenómenos naturales tienen implicaciones globales para la economía mundial y para los gobiernos nacionales, sino estoy hablando de comportamientos individuales y de grupo, que constituyen un indicador de nuestra cultura política y social personal y como mexicanos. En primer lugar, una noticia que me llamó poderosamente la atención fue el robo de aparatos electrónicos de las tiendas de autoservicio en la ciudad de Acapulco, Guerrero. Me impresionó aún más leer la explicación de algunas personas cuando se les cuestionó por qué lo hacían: “para regalarlo a las personas que se quedaron sin nada”. No voy a entrar en más detalles, pero creo que como dice el dicho: “lo que se ve, no se juzga”. Que cada quien saque sus propias conclusiones. Otra noticia que me llamó más todavía la atención fue la pobreza en el trazo y construcción de la “Autopista del Sol” que une el Distrito Federal con el puerto de Acapulco. Los derrumbes y deslaves descubrieron la pésima calidad con que se construyó la carretera, poniendo en riesgo a miles de personas y generando una presunta red de corrupción sistémica en su manufactura.

Sin querer, la tormenta que sigue amenazando a las costas mexicanas vino a sacudirnos de nuestro lugar y a darnos un portazo en la cara. Me atrevo entonces a afirmar que así como la fuerza de la naturaleza golpeó duramente a las ciudades costeras de nuestra nación, nuestra propia naturaleza humana, esa que nos constituye, con nuestros defectos, pasiones y corrupciones también nos ha golpeado fuertemente como país. Ninguno de nosotros es perfecto y todos tenemos un lado oscuro; pero nuestra misión, antes que otra cosa, es controlar las tormentas de nuestra propia fragilidad humana interior, y no dar rienda suelta a la naturaleza que nos orilla a actuar sin valores y sin principios.

Pero no se queda allí la cosa. Debo también decir que el paso del huracán pone en evidencia otro lado que nos caracteriza también: nuestro espíritu solidario y de colaboración. Todos hemos podido observar en las noticias las largas filas para ayudar y donar provisiones y recursos – en especie o monetarios – así como los voluntarios y las personas que han decidido dar un poco a los demás para ayudarlos en esta difícil situación. También ellos son producto de una naturaleza humana brillante y fuerte que no se dobla ante las adversidades. Esa es precisamente la otra fuerza natural que está en nosotros y que nos lleva a actuar de otra manera, compartiendo un poco lo que tenemos, ayudando a aquellos que lo perdieron todo en el desastre. Al final del día, la reflexión que cada uno de nosotros tiene que hacer es frente a sí mismo. Dentro de nosotros habitan las dos fuerzas naturales, las dos tendencias. Pero está precisamente en nosotros que seamos capaces de tomar una decisión y de comprometernos con aquello que sabemos que está bien y es lo correcto. Esa será la fuerza más sólida y poderosa que podremos encontrar siempre.

http://www.federicoling.com y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: