Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

El país de los sensibles y otras cosas

junio 30, 2013 , , , , ,

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n3035069.htm

El país de los sensibles y otras cosas

Federico Ling Sanz Cerrada*

El día de hoy me encuentro ante una disyuntiva para escribir este artículo. Quiero hablar de dos temas profundamente diferentes, pero importantes. Así que ahí voy. Trataré de hacer mi mejor esfuerzo. Para ello, comenzaré diciendo que en mi última visita al Distrito Federal, iba regresando en automóvil de la ciudad de Pachuca; al cruzar por la intersección de las calles de Insurgentes y Reforma, un peatón decide cruzar a toda velocidad, vulnerando su propio semáforo y atravesarse en la luz roja que le impedía el paso. Era de noche, y me costó un poco de trabajo distinguirlo, así que disminuí la marcha del vehículo y toqué la bocina para advertir de su paso indebido. La reacción del peatón fue totalmente extraña: se detuvo en el carril del Metrobús para verme e insultarme mediante señas a mi paso. ¡Ahora resulta que el peatón puede vulnerar las reglas de tránsito y sentirse ofendido porque alguien le hace ver su error! Al final del día, el propio transeúnte está corriendo peligro y pone en riesgo su vida, al atravesarse en rojo en una avenida transitada, en la noche, y especialmente cuando decide “ofenderse” ante el vehículo que sigue su marcha. Por supuesto que yo estoy en contra de los carros que no ceden el paso al peatón en las esquinas, pero cuando existen los semáforos, todos debemos respetar las señales.

En este caso, México es el país de los “sensibles”. Nadie puede recriminar a nadie que cumpla con su trabajo o con su responsabilidad sin que ello ofenda a la otra persona. Cuando un jefe le pide a su empleado que haga su trabajo (sin decir nada agresivo) o cuando un comensal le pide al mesero de buena manera que le traiga algo a la mesa; o simplemente cuando alguien no tiene ningún privilegio para la otra persona, entonces, nos ofendemos. Porque cuando los mexicanos sentimos que no somos tratados con deferencias y de modo especial, entonces, creemos que estamos recibiendo un “mal trato”. Nada de ello. Las reglas deben cumplirse porque así lo dicta la convivencia social y las leyes deben respetarse, sin importar quien sea.

Me he puesto a pensar largamente en este incidente. ¿Qué pudo haber ofendido tanto al peatón que se cruza irresponsablemente? Creo que es un asunto que tiene que ver con nuestra susceptibilidad. Pero la sentencia que pesa sobre nosotros es la siguiente: un país donde las reglas son exclusivas y donde las normas no se cumplen por ética, sino por el favor de alguien; o sencillamente la responsabilidad de las cosas bien hechas constituye una ofensa para los demás, entonces en ese lugar nao puede haber un desarrollo civilizado. Tenemos que aprender a cumplir la ley porque todos salimos ganando. El país de los sensibles ya no tiene cabida en el mundo de hoy. Mucho menos si queremos ser competitivos.

Pues bien, el segundo tema que se me viene a la mente y que quiero traer a este artículo es todo aquello que sucede en Estados Unidos, específicamente en la Suprema Corte y en el Congreso. La primera aprobó una medida por la que facultaría como un derecho federal a los matrimonios entre personas del mismo sexo. Ahora no solamente las legislaturas estatales tendrán potestad sobre este tema, sino que las personas que estén en este supuesto podrán tener los beneficios de cualquier otro matrimonio, hecho patente en todo el territorio de los Estados Unidos. Es una conquista interesante. Y ello se combinará con la recién aprobada reforma migratoria en el Senado, que permitirá a muchos indocumentados legalizar su situación. Estos dos fenómenos se combinan (casi al mismo tiempo) y habrá interesantes cambios. En materia migratoria falta la aprobación de la Cámara de Representantes, pero sin duda la ruta de acción está en marcha.

Aunque los dos temas anteriores no tienen casi nada que ver el uno con el otro, no quise dejar de mencionarlos a los dos. Creo que cada uno ofrece una perspectiva interesante para tratar de entender mejor el mundo en que vivimos. Al final del día de eso se trata todo.

http://www.federicoling.com y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: