Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

¿Ahora qué sigue?

marzo 9, 2013 , , , , ,

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n2906631.htm

¿Ahora qué sigue?

Federico Ling Sanz Cerrada*

La semana pasada escribí un artículo en el cual afirmé que el costo mayor de la detención de Elba Esther Gordillo (después de ella misma), sería para el PAN y para sus gobiernos. Quizá es arriesgado mencionarlo de esa forma, pero al mismo tiempo me pregunté acerca de qué hará el Partido Acción Nacional para reconstruirse y para volver a ser una opción política real. ¿Cuál será la narrativa que este partido ofrecerá a la ciudadanía en general, para posicionarse nuevamente como una fuerza en el espectro electoral de México? La respuesta no queda clara ni tampoco parece que la ruta esté definida por el momento. Basta ver las declaraciones que se recogen en los medios de comunicación de distintos actores políticos panistas, y ninguna de ellas articula coherentemente una narrativa creíble para los ciudadanos. Es decir, la detención de la señora Gordillo Morales viene a poner en evidencia la falta de argumentos de fondo e ideológicos para construir desde adentro del instituto político una refundación que realmente permita al PAN ser competitivo nuevamente.

Creo que todas las declaraciones que hemos visto en la prensa y los desatinos que el PAN ha dicho hasta el momento se deben a una razón: la división interna. Este partido sufre de un pleito en su interior, fraguado desde varios sexenios atrás, en el cual unos grupos se han confrontado con otros. En ningún caso ha sido posible resarcir la profunda zanja que existe entre los dos lados de la división. Las rencillas y los rencores datan de años y de agravios atrás (algunos de ellos quizá imaginarios, y otros probablemente debidos a cosas reales). Al final del día, el PAN está herido profundamente por la terrible pugna que hay entre sus muros. Las declaraciones que hacen a la prensa unos y otros evidencian que las posturas no son compartidas, que no hay posiciones de consenso y que en muchos casos solamente se hacen para señalar la actuación (u omisión) del grupo contrario.

Es bastante complejo el problema, y además se suma que en estos momentos Acción Nacional no tiene idea de cómo ser un partido de oposición. Parece que perdió el rumbo y no sabe cómo debe actuar frente al gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto. En otras ocasiones el PAN había sabido cómo jugar el rol de ser el “fiel de la balanza”, pero ahora no sabe si debe cooperar o bloquear al gobierno. No tiene idea de con qué elementos cuenta para ello y no sabe cómo usar el poder que le queda. Tampoco hay una idea clara de lo anterior entre sus militantes, y mientras que a unos les gustaría cooperar más, otros quisieran hacerlo menos. Y como la dirigencia no le puede dar gusto a todos, entonces, se pelean y los jefes del partido tampoco saben dirimir las pugnas internas y hacer valer efectivamente su posición. Por último, las bancadas legislativas están dispersas y los diputados federales y senadores del PAN no saben cómo actuar en ese respecto.

¿Por dónde tendría que pasar una ruta de solución? Primero, el PAN debe incluir a todos sus grupos internos, voces (disidentes o no) y crear mecanismos de inclusión. Segundo, debe tomar en consideración que hay posiciones estratégicas de liderazgo y debe aprovecharlas (coordinadores de las bancadas parlamentarias, líderes locales de los comités estatales y municipales, la dirigencia nacional, etc.). Pero también tendrá que tener un rumbo claramente definido: cooperar o no cooperar. De ello dependerá el consenso de las propuestas ciudadanas que el PAN tendrá que hacer de ahora en adelante.

Creo que en resumidas cuentas y al final del día, los dos problemas más grandes del PAN son dos: división interna y naufragio ideológico (no necesariamente en ese orden de importancia). Por tal razón, la solución tendría que venir de allí: ¿Cómo recuperar los principios y los dogmas, y cómo generar posturas de unidad entre sus miembros? La pregunta ahora es: ¿cómo harán los dirigentes y líderes del partido para tomar en cuenta a todos sin exclusiones? En fin, demasiadas preguntas para este fin de semana. El siguiente sábado discutiremos de otras cosas.

http://www.federicoling.com

y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: