Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

Elecciones “de a gratis”

septiembre 22, 2012 , , , , , , ,

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n2703638.htm

Elecciones de “a gratis”

Federico Ling Sanz Cerrada*

Hace unos días me sucedió algo que ya me había pasado antes: al cruzar una de las avenidas de la Ciudad de México, justamente en la esquina, un repartidor de periódico se me acercó para intentar regalarme un ejemplar del mismo. Curiosamente, ya había leído yo ese rotativo unos minutos antes mientras compraba un café. Esto sucedió durante la mañana, evidentemente. Como ya había revisado las notas más relevantes del día en ese sentido, e inclusive las de ese medio de comunicación, me pareció prudente no aceptar el ejemplar para no desperdiciarlo. Pero el repartidor insistió una vez más, y como me volví a negar, entonces comenzó a explicarme que el ejemplar era gratis; que no tendría que pagar por él y que, además, no era ningún truco para dármelo y luego cobrarme por ello. Volví a decirle que no lo quería y se fue, con cara de desconcierto. Algo profundamente similar me sucedió hace varios meses, e incluso escribí un artículo al respecto, cuando al cruzar otra avenida en el Distrito Federal alguien se acercó para regalarme una pequeña muestra de leche con chocolate, y no recuerdo por qué razón, pero también la rechacé. Seguramente llevaba las manos ocupadas, porque debo admitir que muchas de esas cosas sí las acepto. Especialmente cuando regalan botellas de agua. En fin, todo esto me llevó a pensar y a reflexionar nuevamente sobre la naturaleza de lo gratuito. ¿Saben que me dijo una persona cuando supo que me iba a casar y estaba buscando la música para la boda? Que no importaba la música, siempre y cuando le regalara cosas a la gente, porque “la gente quiere cosas gratis”. Y en ese sentido, es cierto; en las bodas, bautizos, primeras comuniones, y todo evento social similar se regalan cosas. Incluso los negocios que están haciéndose propaganda deben regalar algunas muestras para crear el efecto psicológico de lo gratuito.

Pero si entramos a niveles más profundos de análisis y nos ponemos a investigar y a hacer una reflexión un poco más seria, todos en el fondo sabemos que no existen las cosas gratis. Todo cuesta (no necesariamente dinero) y esto no es estrictamente malo. Hay ciertos dichos que lo refieren, por ejemplo: “el que quiera azul celeste, que le cueste”. Y es cierto. Las cosas no vienen gratis y si queremos alcanzar algo, tenemos que esforzarnos por ello. Recibir cosas gratis es uno de los peores daños que se nos puede hacer, porque la realidad no es así. Y eso pasa cuando alguien intenta bajar de peso, por decir algo; uno tiene que hacer un gran esfuerzo, las pastillas “mágicas” no funcionan y la única persona que puede lograrlo es uno mismo. Pues bien, es natural que nos guste que todo sea gratis, o que nos regalen productos, pero en el fondo sabemos que el esfuerzo tiene recompensas.

Todo esto me lleva a pensar en cómo somos todas las personas y los mexicanos especialmente, respecto de nuestra política y de nuestro gobierno. ¿Así como actuamos para recibir cosas gratis, también estamos esperando que el Gobierno nos resuelva la vida? Ese es el gran riesgo que conlleva la cultura de lo “gratuito”. El bienestar en la política y en el Gobierno, tampoco es gratis. El problema radica en que muchas veces, los políticos vienen y nos regalan cosas, y entonces, caemos en la trampa pensando que nuestro bienestar futuro o de nuestra familia también llegará como “por arte de magia”. No es así. A veces también nos engañamos y pensamos que México saldrá adelante porque el Gobierno ya cambió, porque el político dijo tal o cual cosa y entonces, la situación comenzará a mejorar; pero tenemos que ser conscientes que eso no sucederá, porque la “gratuidad” es un espejismo. Así como nadie vendrá a regalarnos el sustento para sacar adelante a nuestra familia, tampoco lo hará nadie para que nuestra Patria prospere. Para bien -o para mal- eso depende enteramente de nosotros. A mí me gusta pensar positivamente y creer que, cuando algo te cuesta, lo haces con mayor empeño y disfrutas más la recompensa.

http://www.federicoling.com y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información

 

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: