Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

¿Por qué ganó el PRI?

julio 7, 2012 , , , , , , ,

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n2608642.htm

¿Por qué ganó el PRI?

Federico Ling Sanz Cerrada*

Después de las elecciones del domingo pasado, hay que hacer un recuento de lo sucedido y tratar de explicarlo. El asunto es sumamente concreto: ganó el PRI la Presidencia de la República y un gran número de diputados y senadores (sin embargo, no alcanzará la mayoría absoluta en ninguna de las dos Cámaras Legislativas). Ahora bien, ¿por qué ganó el PRI la Presidencia? Estoy convencido que dicho partido obtuvo el triunfo por tres razones fundamentales, que ahora explicaré:

Primero.- El PRI ganó por el desgaste del PAN en el ejercicio de Gobierno. En el año 2000, el PAN triunfó en la elección presidencial, pero Vicente Fox no era un panista real (y eso lo podemos comprobar ahora). Debió convocar a un Congreso Constituyente y modificar el marco legal fundamental de México (para hacerlo moderno). No lo hizo y tampoco tomó las decisiones de fondo que debía tomar. No persiguió la corrupción, la mentira, y se limitó a ser un administrador de los ejercicios públicos, sin que se preocupara por construir ciudadanía (para lograr la victoria cultural de la que hablaba Carlos Castillo). En el sexenio actual del presidente Calderón, hay que admitir que hubo también un desgaste en el tema de seguridad en la percepción de la ciudadanía. A lo largo de todos estos 12 años, el panismo se dividió internamente y no fue capaz de presentar cuadros razonablemente atractivos para conquistar y/o conservar el poder. En resumidas cuentas, el primer responsable del triunfo del PRI es el PAN. Adicionalmente debo decir que el PAN debió tejer alianzas para la construcción de ciudadanía con algunos poderes fácticos como la Iglesia o los medios de comunicación, y creo que no lo hizo adecuadamente.

Segundo.- El PRI ganó por la obsesión de López Obrador de ser candidato a costa de no ser Presidente. Si las izquierdas de México hubieran permitido que su candidato fuera Marcelo Ebrard, en lugar de Andrés Manuel -tal vez- hubieran podido capitalizar el voto útil a su favor. Pero no fue así. AMLO decidió obsesionarse en su búsqueda de poder cerrándole el paso a su(s) partido(s) de gobernar. Peor aún, lo que está haciendo ahora al no aceptar la derrota, solamente legitima a Enrique Peña Nieto. Es decir, todos aquellos votantes que en el último momento no sufragaron por AMLO por temor a su radicalismo (según la experiencia de 2006) y lo hicieron por EPN, hoy en día se sienten aliviados de haber tomado la “decisión correcta”. La pregunta será si el PRD permitirá que en 2018 compitan sus cuadros más avanzados y moderados como Ebrard o Mancera. Lo dudo. AMLO sigue desperdiciando capital político y nos consta que en ese partido, sus líderes suelen volverse tercos y jugar (por terceras ocasiones) las candidaturas a la Presidencia, aún a costa de avanzar posiciones políticas.

Tercero.- El PRI ganó porque el PRI, durante 12 años hizo cosas que le resultaron benéficas, en pos de recuperar la Presidencia de la República. Por ejemplo, los frenos legislativos a las reformas y las críticas a los problemas económicos y de violencia en nuestro país fueron temas sumamente recurrentes y se anclaron en el inconsciente colectivo de la opinión pública, que se repetía como mantra “estábamos mejor cuando estábamos peor”. ¿Lo estábamos realmente? No sé, pero la realidad es percepción, sin duda. Adicionalmente, el poder de los gobernadores del PRI en muchos estados constituyó la fuerza territorial que dicho instituto político tiene (y ha tenido históricamente). El PRI ganó porque la ciudadanía en México concluyó que “más vale malo por conocido que bueno por conocer” y así lo expresó en las urnas. En última instancia, el PRI ganó porque más allá de un partido político o de un triunfo electoral, es la consumación de una cultura política muy nuestra: la mexicana que no puede disociarse efectivamente del PRI.

En conclusión, el triunfo del PRI es bastante explicable. ¿Ganó la democracia? No sé. Si la democracia consiste en contar votos, entonces sí. Si la democracia es construir ciudadanía, creo que todos los partidos políticos tienen una gran responsabilidad hacia el futuro.

http://www.federicoling.com y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información.

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: