Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

El peatón tiene el paso

junio 23, 2012

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n2591257.htm

El peatón tiene el paso

Federico Ling Sanz Cerrada*

Según el artículo 9 del Reglamento de Tránsito Metropolitano del Distrito Federal, disponible para su consulta en http://www.df.gob.mx, se establece lo siguiente: “Los peatones tienen derecho de preferencia sobre el tránsito vehicular, para garantizar su integridad física cuando: … III. Los vehículos vayan a dar vuelta para entrar a otra vía y haya peatones cruzando ésta; …” Traigo lo anterior a cuento, porque en la semana me pasó algo curioso: cuando intenté cruzar una calle, un automóvil estaba dando vuelta y al verme, me hizo una seña con la mano para indicarme que podía pasar y yo asentí con la cabeza. Cuando lo hice, se detuvo a mi lado y me gritó: “de nada, malagradecido”. El asunto me llamó poderosamente la atención y me quedé reflexionando que el conductor estaba esperando que yo le diera las gracias de una manera mucho más clara que un simple movimiento de cabeza. La pregunta es: ¿por qué tendría que darle las gracias, si la acción del automovilista está indicada en la ley?, ¿acaso tenemos que agradecer cada vez que alguien cumple la norma, más allá de la cordialidad de asentir? Suena ridículo. En otros países, si el conductor no permite pasar al peatón se hace acreedor a una sanción o una multa. La acción del conductor, contrario a lo que parece, no representa una acción de magnanimidad, altruismo, caridad, comprensión o compasión. No. Es una obligación civil que tiene y punto. Se agradece, en sentido abstracto, que todos los ciudadanos cumplamos con la ley, pero no hay ninguna necesidad de hacer visible, ostentar y pedir a cambio un reconocimiento especial por el hecho de cumplir con nuestra obligación.

Lo anterior me lleva a preguntarme cuál es la mentalidad y filosofía del Estado de Derecho en nuestro país. Una teoría es que, cuando alguien cumple con su obligación, creemos que se merece el reconocimiento de los demás; y por eso viene a exigir de mal modo lo anterior cuando no se le concede explícitamente. Por eso se detiene y reclama un “gracias”; como si el peatón tuviera que agradecer la bondad del conductor para dejarlo pasar. La ley importa poco. Lo que se busca es el reconocimiento social y el sentimiento de superioridad moral por el hecho de hacer las cosas bien. Pero no se trata de eso. En México, la cultura nacional indica -presuntamente- que el fuerte abusa del débil y el poderoso abusa del pobre. Y así sucesivamente. Y tal vez, en algunos casos es cierto. No obstante se origina un círculo vicioso donde, por ejemplo, el carro, de facto, tiene preferencia sobre el peatón en las calles, no importa lo que diga la ley. Y entonces cuando un conductor decide hacerle caso a la norma y dejar pasar al peatón se pregunta por qué no se le dan las gracias ante tal acción.

Nuestra Patria tiene mucho que cambiar en ese sentido. Por varias razones, la primera es que el juego de víctima -victimario no sirve para nada. El tema recurrente de poderosos contra débiles no ayuda en mucho. Lo que trato de decir es que, incluso aunque lo anterior sea real, colocarse en una posición de víctima no es útil para salir de ella. En segundo lugar, hay que terminar el juego de la superioridad moral basada en el cumplimiento de la ley. Es como si alguien va a comprar un litro de leche y decide pagarlo y estuviera esperando que la cajera del supermercado le agradeciera el gesto, en lugar de haberse robado la mercancía. Suena ridículo, ¿o no? En la medida en la que entendamos que cumplir con las reglas es parte esencial de nuestra sana convivencia social, estaremos en posición de transitar hacia un Estado de Derecho mucho más sólido; que no esté basado en la buena voluntad de las personas o en la magnanimidad o generosidad de los ciudadanos. Me temo que, hablando en términos de cultura de la legalidad, tenemos un largo camino por delante. Ojalá que después del 1 de julio pongamos atención a todo esto, porque la elección será de un día, pero el Estado de Derecho tendría que ser permanente.

http://www.federicoling.com y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: