Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

(Anti) regresiones autoritarias

junio 16, 2012 , , , , ,

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n2582617.htm

(Anti) regresiones autoritarias

Federico Ling Sanz Cerrada*

La semana pasada hablamos de cuatro escenarios posibles después de la elección del 1 de julio. En ese sentido es importante destacar que hicimos énfasis en la elección legislativa y en que la mayoría de los medios de comunicación y de las personas, tal vez, estaban focalizando su atención en la campaña presidencial, en lugar de aquella parlamentaria. Y precisamente los cuatro escenarios tienen que ver con el tema legislativo. ¿Por qué razón? Porque después de que gane el próximo Presidente -sea quien sea- dependerá en gran medida de la composición del Congreso para avanzar sus temas. Luego entonces, los cuatro escenarios son: Un Presidente con mayoría que logra cambios importantes (o no) y un Presidente sin mayoría que consigue dichas reformas o bien, que no las consigue.

En esta ocasión me gustaría enfocarme en una pregunta que también formulamos la semana pasada: ¿Qué tipo de reformas llevaría a cabo el próximo Presidente de la República, sea quien sea?, ¿serán democráticas?, ¿serán cambios de calidad?, ¿es posible que haya reformas antidemocráticas, o bien, autoritarias? La teoría política nos enseña que el “cambio político” no necesariamente tiene que ser de un régimen autoritario a uno democrático. Tristemente también los hay en sentido contrario: de un régimen democrático a uno autoritario. En este caso, en lugar de llamársele “liberalización del sistema político”, se le llama “regresión autoritaria del sistema político”. ¿Es esto posible en México? Veamos. A continuación trataré de dar mi opinión sobre los temas en los que creo que tenemos que poner atención y donde podría existir el riesgo (o riesgos) de una regresión autoritaria:

Primero.- Transparencia y Acceso a la Información. La norma en dicho sentido, aprobada en el sexenio de Vicente Fox representó la oportunidad para que los ciudadanos conozcamos cómo funciona, cómo actúa y cómo gasta el Gobierno federal. El esquema se fue replicando poco a poco en ciertas entidades federativas. Cualquier tipo de modificación a la ley que cierre la posibilidad de conocer expedientes, o bien, que reclasifique los criterios o periodos de reserva de cierto tipo de información; incluso la modificación del funcionamiento del IFAI o de sus Consejeros, significaría una regresión autoritaria en México.

Segundo.- Libertad de expresión. En México, cualquier ciudadano puede opinar a favor o en contra del gobierno, de los gobernantes o de las instituciones sin temor a represalias. Inclusive, en diversas situaciones, esta libertad ha llegado al punto de convertirse en libertinaje. Creo que es una condición natural después de un período político largo de censura. Desde mi punto de vista, esta condición de libertad es preferible a otra cosa. Cualquier cambio en esta realidad, significaría una regresión autoritaria.

Tercero.- Libertad de asociación. Cualquier persona tiene la libertad, hoy en día en México, de afiliarse al partido político de su preferencia, o bien, al sindicato de su elección. Incluso puede no afiliarse si no está de acuerdo con ellos. En ese sentido, cualquier tipo de imposición o de obligación para pertenecer o para no pertenecer a cierto partido, organización, sindicato o lo que sea, significaría una regresión autoritaria en México.

Cuarto.- Libertad de elección. En nuestro país la gente es libre de votar por quien quiera. La prueba han sido los últimos 15 años (desde 1997). Cualquier tipo de coacción o de imposición electoral, partidista, gubernamental o de lo que fuese, significaría una regresión autoritaria.

De entrada se me ocurren estos cuatro rubros donde tenemos que poner mucho cuidado para evitar que nuestro régimen interrumpa su consolidación democrática y sufra una regresión. No obstante lo anterior, me gustaría comentar en la próxima colaboración cuáles son aquellos asuntos que tenemos que fortalecer para que la consolidación democrática en México sea una realidad (reelección legislativa, por ejemplo). Hay mucho en juego. Y como dijimos la vez pasada, en todo esto, el Congreso de la Unión tendrá un rol preponderante. No desperdiciemos la oportunidad de pensar también en dichos candidatos.

P.S. Hoy se cumplen tres años que esta columna aparece cada semana en el periódico. Mi agradecimiento infinito a los lectores y a Organización Editorial Mexicana por este espacio y este esfuerzo conjunto.

http://www.federicoling.com y @fedeling

* Maestro en Análisis Político y Medios de Información

 

 

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: