Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

¿Sí o no?

junio 2, 2012 , , , , ,

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n2565212.htm

¿Sí o no?

Federico Ling Sanz Cerrada*

En la época electoral, qué difícil es aclarar las posiciones políticas, las creencias y las ideologías en términos prácticos. Platicaba con mi buen amigo Fausto Cervantes y surgieron preguntas del tipo: ¿los candidatos mantendrán el combate al crimen organizado utilizando a las fuerzas armadas? La respuesta tiene que ser un “sí” o un “no”. Claro, siempre se puede matizar posteriormente, pero hay que partir de una postura clara. Otro ejemplo sería la legalización de las drogas: ¿sí o no? Otro más: el matrimonio entre homosexuales o el aborto; ¿sí o no? Y así podríamos seguir poniendo ejemplos de aquellas definiciones que requieren una contestación categórica y precisa, y que no admiten “medias tintas”. Claro, en estos temas, los candidatos han buscado disfrazar un poco sus respuestas para no decir sí o no de modo enfático.

No obstante lo anterior, la elección de 2012 será plebiscitaria; es decir, a manera de referéndum (sí o no) sobre algunos temas importantes para los ciudadanos. El primero de ellos tiene que ver con el regreso del PRI al poder y a Los Pinos: ¿sí o no? De forma importante, los próximos comicios de julio habrán de convertirse en el sí o el no para que el partido que gobernó durante 70 años vuelva a la Presidencia. Y eso lo saben tanto los priístas, como los panistas y los perredistas. Y cada quien utiliza sus mejores argumentos para convencer a los mexicanos. Mientras unos alegan “experiencia para gobernar”, otros argumentan contra “la regresión autoritaria” y los últimos piden “que les den la oportunidad de gobernar”. Claramente, la elección requiere de respuestas concretas a estas grandes preguntas: sí o no. Y precisamente porque no es fácil admitir una postura tan radical y absoluta, es que el porcentaje de electores indecisos es mayúsculo (hemos dicho que aproximadamente el 20 por ciento de votantes). Evidentemente, lo anterior solamente resuelve la elección para un candidato: Gabriel Quadri. Este señor ya perdió, porque ni sumando a los indecisos gana. Para el resto de los contendientes la moneda aún está en el aire, pues la cantidad de personas que no sabe qué hará el domingo 1 de julio sigue siendo un número francamente elevado.

Además de todo lo anterior, hay otra cosa que requiere un sí o no electoral: la composición del Congreso de la Unión. Después de casi 15 años de experiencia donde ningún partido ha tenido mayoría absoluta en el Legislativo, los ciudadanos de México ya aprendimos a diferenciar el voto. La prueba de ello es que los dos gobiernos panistas de alternancia no tuvieron mayoría absoluta en ninguna de las dos cámaras. ¿Qué quiere decir lo anterior? Que preferimos un partido gobernante sin mayoría. ¿Sucederá lo mismo en el próximo sexenio y para la próxima legislatura? Creo que las personas, de manera consciente o inconsciente, sabrán razonar su voto y la integración de la Cámara de Diputados y de Senadores próximas no será producto de la casualidad, sino que ésta será deliberada; incluso aunque ello le otorgue la mayoría absoluta a un partido. Como se puede observar, en este sentido, también la elección legislativa requiere de un sí o un no. ¿Quiere México a un gobierno dividido o ya no? Así de fácil.

Por último, en este tema de un Congreso con o sin mayoría, no nos dejemos engañar por lo siguiente: normalmente escuchamos que es preferible para la democracia que haya contrapeso en el Parlamento (en lo particular yo estoy de acuerdo con esto), sin embargo, mucha gente en México prefiere sacrificar el “ideal democrático” con tal que algunas reformas impostergables avancen (como la laboral, fiscal, energética, política). No podemos culpar a nadie. La postura es entendible y los partidos deberían aprovechar este hartazgo para proponer (y capitalizar políticamente) sus propuestas, hacerlas viables y llevarlas de manera concreta a las urnas.

México tiene frente a sí decisiones torales que tiene que tomar y que definirán su futuro. Así de importantes y casi tan sencillas, como el peso del sí o del no.

http://www.federicoling.com y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información.

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: