Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

¿De dónde vengo?

diciembre 10, 2011

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n2342841.htm

¿De dónde vengo?

Federico Ling Sanz Cerrada*

Hace una semana escribí un artículo titulado “Obligaciones impuestas” por el que reafirmé mi convicción profunda de que las responsabilidades, para que realmente valgan la pena, tienen que surgir desde lo más profundo de nosotros mismos. Conforme las personas vamos avanzando en esos términos, el Estado tiene que intervenir para poner los límites a aquellos que no son capaces de hacerlo por cuenta propia. Después de leer dicho texto, un buen amigo -Víctor Castillo- me dijo que le había parecido interesante y que mi reto sería, para este sábado, presentar una propuesta que fuera incluso más interesante y mejor que la anterior. Sin lugar a dudas es una meta difícil, porque en ocasiones uno escribe de forma más inspirada que otras. No pretendo juzgarme a mí mismo y establecer parámetros de comparación entre una colaboración y otra, pero lo que sí puedo hacer es escribir lo mejor que puedo sobre aquellas cosas que siento y pienso y contar un poco la manera acerca de cómo veo la vida, la política, la sociedad, la persona. En pocas palabras, contar ¿de dónde vengo y a dónde voy?

Aprendí de política en casa, como ya he narrado en ocasiones anteriores. Mis abuelos fueron políticos, pero de quien aprendí a hacer política fue de mi padre, a quien respeto y quiero profundamente por esta razón. Mis convicciones éticas y personales surgieron en casa -en familia- y fueron mis padres quienes me inculcaron este modo de pensar en particular. Debo admitir que mi propia experiencia y gusto por el psicoanálisis -y tal vez por el jazz- le dio un matiz relevantemente distinto a ciertos enfoques de la vida; sea tal vez por ello que busco aplicar constantemente los asuntos personales y de la vida interior de cada ser humano a la sociedad y a la política, porque al final de cuentas, la voluntad general es la suma de una serie de voluntades particulares, cuyo objetivo es -citando al cantautor Joaquín Sabina- ser cada vez menos “tú y yo” y cada vez más “nosotros”. Lo que nos constituye como personas en nuestra vida individual es aquello que habremos de proyectar y ser en nuestra vida comunitaria. De allí se desprende la importancia de hablar de nosotros mismos.

Y a reserva de escribir un artículo especial para compartir una serie de vivencias y de enseñanzas que mi familia me dio en cuestiones de ética y trabajo; y detalladamente en la forma de vivir la política, aprendida de mi papá, quisiera dejar constancia que la mejor enseñanza que me dio él, desde siempre, fue el uso de la libertad. Probablemente un niño pequeño no entiende mucho de lo que significa bien el término, o más difícil aún, de cómo se usa eso en la vida práctica. Pero debo decir también que me enseñó a aceptar y a asumir las consecuencias de haber usado mi libertad. Los actos y acciones que uno comete, para bien o para mal, tienen ciertos efectos que deben ser asumidos en su totalidad por quien los lleva a cabo. Cuando uno actúa éticamente, pues entonces la enseñanza “cierra la pinza”, pues la libertad y su uso -con su respectiva consecuencia-, se complementa con la ética.

Mi papá me enseñó muchas cosas conscientemente, pero no tiene ni idea que la mayor cantidad de cosas que me “heredó”, fueron de forma inconsciente. Y fue para bien. Y así aprendí. Pero le reconozco que ha sido un hombre que ha vivido la política desde su convicción personal y desde su ética interna. Y ese aprendizaje no se lee o se cuenta, sino que se transmite a través de la vida diaria y de la estrecha convivencia de uno con otro. Hoy tengo mis propias convicciones, matizadas por mis experiencias propias, pero cuyo origen no podría encontrar en otro lado que no sea su ejemplo.

No tengo idea de si este artículo ofrece una mejor propuesta que el anterior; pero de lo que sí estoy seguro es de estar compartiendo lo mejor que puedo y tengo: el ejemplo de vida que me dio mi padre.

http://www.federicoling.com y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información.

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: