Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

Las raíces que se mezclan

agosto 27, 2011

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n2203339.htm

Las raíces que se mezclan

Federico Ling Sanz Cerrada*

La semana pasada titulé a este artículo como “La Ciudad Eterna” e hice una comparación entre nuestra vida personal y la ciudad de Roma, en Italia. En esa ocasión pensé que, así como en aquella comunidad europea se mezclan las raíces de lo antiguo, con lo moderno, así también nuestra vida está llena de vivencias y de experiencias pasadas que nos constituyen y nos marcan. En Roma se mezclan las ruinas del antiguo imperio que vio nacer a nuestra civilización occidental, como el Coliseo o el Foro Romano, junto con gloriosos edificios como la Basílica de San Pedro de hace 500 años, o el Altar a la Patria de hace 100. Todo eso, construido uno sobre otro, uno junto al otro y conviviendo en armonía con los modernos automóviles y las avenidas del Siglo XXI. ¿Funciona la ciudad de Roma al mezclarse en ella lo nuevo y lo viejo? Por supuesto que sí. La clave es asimilar nuestras raíces, fortalecer nuestros puntos débiles y crear nuevas estructuras para la vida moderna.

Esto lo pensé desde la óptica personal, dado que muchas veces queremos mejorar o ser diferentes, y en lugar de asimilar a las raíces propias, lo que queremos es cortarlas de tajo y sembrar cosas nuevas. En nuestro entorno psíquico no se pueden trasplantar las cosas como si fueran árboles. Tenemos que asimilar aquellas cosas que nos constituyen, y volver a darles significado. Y junto a ellas y sobre ellas debemos construir poco a poco lo nuevo. Se pueden ir modificando con el paso del tiempo aquellas experiencias dolorosas y complicadas para darles otro sentido. Y al mismo tiempo creando nuevas estructuras de tal forma que vayamos haciendo camino por otro lado. No es fácil.

Y dije que en esta ocasión habría de abundar sobre el tema y que, además, lo vincularía con la vida social y política. La realidad es que casi todas las reflexiones que hacemos desde la posición personal tienen aplicación y se pueden proyectar de forma colectiva. Naturalmente este artículo no es la excepción; veamos: hay dos hechos que han marcado la semana, a saber el tiroteo en las afueras del Estadio del Santos en Torreón y la matanza en el Casino Royale de Monterrey. Ambos son desesperanzadores y me dejan un vacío terrible y un hueco en el estómago que duele. Y hay otros dos hechos que me gustaría resaltar también: el suceso que circula en YouTube conocido como las “Ladies de Polanco” y las declaraciones de Ángel Verdugo sobre los ciclistas en el DF. Ambos sucesos muestran la intolerancia, la soberbia y la discriminación, especialmente de clase.

Se me ocurre pensar que allí justamente tenemos un problema que engendra la violencia en México. No digo que el crimen, el dinero o la disputa del territorio no jueguen un papel fundamental, pero más allá, la intolerancia, el nulo respeto por la autoridad y la discriminación -o el clasismo- es una de las raíces más profundas de nuestra situación actual. ¿La cortamos de tajo y sembramos cosas nuevas? No, porque no se puede -no porque no queramos- y en su lugar, y como en el ejemplo que puse al inicio, tendremos que adentrarnos en nuestra psique social y empezar a cambiar esa condición; tal vez construyendo sobre lo viejo, o al menos junto a ello, para volver a significar lo que no está bien, crear nuevas estructuras que funcionen hoy por hoy y empezando a hacer camino por otros rumbos. Si pensamos en otra ruta que no involucre cambiar desde lo profundo aquellas condiciones que engendran la violencia en México, no vamos a lograr casi nada. La violencia es un síntoma, pero la enfermedad y la causa verdadera está en el fondo. La intolerancia, el clasismo, la prepotencia y el desprecio de la autoridad de forma soberbia subyacen como causas profundas de la violencia. Ahora bien, ¿qué imagen tenemos de nosotros mismos y cuál es nuestro malestar personal que tenemos que hacer gala de todo aquello? Aquí puede haber una pista de una ruta de solución.

http://www.federicoling.com y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información

 

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: