Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

Un jugo verde para cambiar

junio 25, 2011

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n2121853.htm

Un jugo verde para cambiar

Federico Ling Sanz Cerrada*

En esta ocasión me viene a la mente una anécdota de la semana, cuando la mamá de Paulina compró para ella y para mí un par de jugos verdes. Como ustedes sabrán, esta bebida se prepara con una base de jugo de naranja o de toronja, y se le añade piña, nopal, apio, perejil y algunas otras cosas. En este caso particular me dijo que a nuestros jugos les habían incluido “xonocostle” porque es muy bueno para bajar de peso; y me explicó que a ella no le gusta el jugo con este último añadido, pero la prisa había obligado a comprar las bebidas en ese puesto y no en el lugar donde tradicionalmente lo compra. Abundó y me dijo que tenía cerca de 15 o 20 años comprando su jugo verde en otro lugar y que en dicho negocio era bien sabido que a ella no le gusta el xoconostle y cuando lo compraba se lo preparaban sin chistar justo como le gusta.

Imaginemos que un día llega a su puesto de confianza y antes de que le preparen su jugo verde ella pidiera un jugo de naranja con papaya. Creo que después de 20 años de beber el mismo tipo de jugo resultaría extraño para todos que solicitara algo distinto. O bien, otro ejemplo, puedo pensar en un tío abuelo que tuve y que siempre cenaba o como le gustaba decir, merendaba un poco de café con leche y un pan de dulce. Cuando se le ofrecía otra cosa de cenar, otro tipo de café, u otro pan diferente, su respuesta era siempre la misma: no me gusta cenar otra cosa que no sea el café con leche y el pan de dulce. Ni siquiera podría imaginármelo cenando unos “tacos al pastor” o algo más conservador como un poco de cereal con leche. Y cuando le preguntabas por qué no le gustaba cenar otra cosa diferente, ni siquiera se acordaba de la causa, y decía: “es que siempre he cenado pan de dulce y café con leche”. Y así pasaron años hasta que murió. Jamás dejó de cenar eso mismo a diario.

Puedo ahora imaginar otro ejemplo de lo mismo: una persona que se encarga de tramitar los pasaportes o las licencias de conducir. Por decir algo, uno llega al módulo público y los papeles son revisados por una persona en un primer mostrador. Luego lo pasan a otro mostrador. Posteriormente le mandan llamar a uno y firma los papeles. Enseguida le toman las fotos. Después otra persona vuelve a revisar los papeles y mucho tiempo después te entregan tu documento. ¿Es eficiente el proceso? No lo sé, pero cuando le preguntas por qué lo hacen así te responden: “es que siempre lo hemos hecho así y así funciona”. ¿Será?

¿Será que no podemos cambiar algunos “ritos” y costumbres preestablecidas desde mucho antes, tanto que ni siquiera nos acordamos de la causa? La fuerza de la costumbre pesa mucho e influye en la manera en la que se hacen las cosas, especialmente en el sector público. Es natural temer al cambio y sentir desconfianza e inseguridad para tratar de cambiar conductas que probablemente no aportan al ciudadano. Es decir, si un trámite no está dando resultados, ¿es necesario dejarlo así, solamente porque así se han venido haciendo siempre las cosas? No debemos aferrarnos a esos burocratismos, porque entonces estaremos cifrando nuestra esencia y nuestra seguridad en esos rituales y en esas posiciones en lugar de servir al público. El caso del jugo verde o el pan de dulce corresponden al ámbito personal y no dañan a nadie. Si la gente en su espacio íntimo desea desayunar jugo verde o cenar pan de dulce se encuentra en la total libertad de hacerlo.

El problema radica cuando nuestras posiciones consuetudinarias afectan a la convivencia social. Por decir algo más: el narcotráfico, o el comercio informal o la piratería siempre ha existido en nuestro país. Estoy de acuerdo. Ahora bien podríamos preguntarnos: ¿por qué no atrevernos a soltar nuestra falsa certeza y dar el paso para cambiar y hacer las cosas diferentes?

http://www.federicoling.com y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información.

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: