Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

La Muralla China o las Pirámides de Egipto

junio 18, 2011

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n2112887.htm

La Muralla China o las Pirámides de Egipto

Federico Ling Sanz Cerrada*

Imaginemos por un momento que estamos parados en la banqueta de una larga y extensa calle; pueden hacerlo en la ciudad que más les guste: México, Buenos Aires, Londres, Milán, Nueva York o donde ustedes prefieran imaginarlo. Ahora, vamos a situarnos en una hora determinada, por decir, las siete de la mañana cuando el sol empieza a salir y ya se puede observar un poco mejor todo lo que está allá afuera. Además de eso es un domingo, por lo que las casas y los comercios permanecen en relativo silencio y todavía no hay demasiadas personas transitando las avenidas. Mientras caminamos podemos observar una larga fila de postes de luz que se pierden en el infinito y no somos capaces de distinguir dónde terminan; e incluso nos bajamos de la banqueta y desde la mitad de la calle tampoco somos capaces de ver dónde termina la larga fila de farolas que están a la orilla de las aceras. En este caso podemos imaginar el poste número 100, el 101 o el 187 o el 200. En esa perspectiva resulta sumamente complicado juzgar con nuestra vista si el faro 100 está antes o después del 101. Por lógica sabemos que primero está el 100 y luego el 101, pero nuestros ojos nos engañan y la perspectiva nos hace dudar un poco de nuestro juicio. Supongo que será peor con el 200 y el 201 e inclusive más difícil con el 300 y el 301, si es que lo alcanzamos a ver.

Pues bien, resulta que el pasado fin de semana me visitó en casa el famoso tío Paco para llevar un regalo de boda – una excelente “periquera” que fungirá como comedor a falta de éste – y aprovechando la visita, Paulina y yo escuchábamos atentos las referencias que hacía de mi papá. Es increíble la manera en que uno puede conocer a las personas a través de los ojos de otras. Pues bien, narró una anécdota de mi padre sobre la “perspectiva histórica”. Es algo sumamente parecido a los postes de luz en una banqueta, porque llegado a un punto, las cosas se pierden en dicha perspectiva. Y contó además, – y me lo puedo imaginar perfectamente – a mi papá retando a un amigo abogado haciéndole ver la importancia de esta perspectiva, ante el escepticismo de su amigo, preguntándole qué cosa es más antigua, si la Muralla China o las Pirámides de Egipto. No supo contestar. La respuesta es las Pirámides de Egipto, que tienen casi 6 mil años de antigüedad; mientras que la Muralla China fue construida por etapas, y la más significativa fue hace casi 2 mil años. Es decir, la Muralla China está más cerca de nosotros, que de las Pirámides de Egipto, pero estas consideraciones se pierden en la “perspectiva histórica”.

En este orden de ideas resulta fundamental tomar en cuenta estas perspectivas al momento de juzgar y de hacernos una imagen de la realidad, porque de lo contrario corremos el riesgo de equivocarnos. Se me ocurre que no solamente en cuestiones históricas o de tiempo, sino de otros términos como por ejemplo, de la cantidad de personas en el mundo que viven en pobreza extrema: ¿qué diferencia hace la persona número un millón, de la un millón uno? por ejemplo. Se nos pueden confundir las cosas como los postes de luz, las Pirámides o la Muralla. Incluso nuestra edad: ¿qué diferencia hay entre los 14 o los 15 años para alguien que tiene 90? Habría que preguntarle a un adolescente de 14 o 15 para que nos diga la enorme diferencia de cosas que vive.

En la justa medida en la que pensemos nuestra realidad y la de los demás sin perder de vista la “perspectiva histórica” o la perspectiva de número, de volumen, de acciones, etc. Y consideremos que cada pequeña acción tiene consecuencias importantes o que cada persona cuenta de forma significativa, seremos capaces de actuar de otra manera y de entender la política, la economía, la sociedad, y nuestra propia vida de otra forma. Esta propuesta de mirar nuestra realidad es otro modo para tratar de entendernos.

http://www.federicoling.com y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: