Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

noviembre 29, 2010

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n1869251.htm

Dos taxistas

Federico Ling Sanz Cerrada*

Historia número uno: hace unos días tuve una comida de trabajo y tuve que trasladarme a un restaurant que me obligaba a ir en automóvil -normalmente prefiero caminar- y decidí solicitar el servicio de un taxi común y corriente de la Ciudad de México. Me subí al carro y le indiqué al conductor mi destino. Unos minutos después llegamos y el taxímetro marcaba 22 pesos con 78 centavos. Yo saqué un billete de 100 pesos y cuando intenté pagarle el servicio el taxista me dijo: “no tengo cambio”. Posteriormente me dijo que me iba a esperar afuera del centro comercial mientras yo buscaba el cambio. Comentó un tanto amargamente que el problema del cambio era mío y no de él. Luego fui a buscar el cambio y después de comprar una botella con agua mineral pude regresar a donde se encontraba para pagarle. Al momento de entregarle el billete me dijo: “son 26 pesos”. Cuando le cuestioné que por qué razón eran 26 y no 22.78 pesos, me dijo: “yo lo tuve que esperar a que usted buscara el cambio, y mientras yo pierdo tiempo y el taxímetro está corriendo”. Como no quise confrontarme le indiqué que eso era un abuso y que tenía que asumir su parte de la responsabilidad del problema. Pero no hizo caso y se fue profundamente indignado. Mi indignación fue aún mayor.

Historia número dos: cuando terminó mi comida de trabajo decidí volver a utilizar el servicio de taxi para regresar y durante el trayecto el taxista comenzó por la multicitada frase: “¿cómo ve a este país joven?, ahora sí que los políticos solamente roban y el pueblo lleno de problemas; la situación es de emergencia”. Cuando indagué un poco más me dijo que la realidad de México era terrible, que estábamos en un estado crítico y al borde del colapso. Después le pregunté por qué y me dijo lo siguiente: “el Gobierno aumenta la gasolina cada día un poquito más y ya no la vemos llegar joven”. Mi mente me jugó un rato interesante: yo juré ante mí mismo que el taxista estaba hablando de la guerra contra el crimen organizado.

Después de experimentar ambos viajes en taxi, una serie de conclusiones se agolparon en mi cabeza, como si de pronto esta manera de pensar de ambos taxistas se pudiera aplicar a todos los que vivimos en este país. Es decir, en el primer caso mi conclusión es la falta de compromiso y responsabilidad frente a la parte que nos toca asumir, y en segundo lugar no solamente es más fácil echarle la culpa al otro, sino que, además, si se puede, hay que abusar de él para obtener un beneficio más amplio. Por ejemplo, un gobernador que no hace su trabajo para combatir al crimen organizado (como el taxista que no le importa el cambio de un billete) y luego culpa a los legisladores o al Gobierno federal de no contribuir, lo manda por “cambio” y cuando regresa con las “monedas” le cobra de más. O bien, un funcionario público que le recrimina al ciudadano que “no trae sus papeles completos para cierto trámite” y lo manda por ellos a casa y lo hace dar vueltas, cuando regresa con los documentos se enoja y todavía se da el lujo de ponerle obstáculos y “cobrarle de más”. Eso es un abuso. Como el del taxista.

El caso del segundo taxista es representativo también: normalmente vemos y proyectamos lo que tenemos en nuestra cabeza. El taxista solamente veía problemas en la gasolina, y yo en la violencia y la inseguridad. Ambos problemas son graves. Se me ocurre por ejemplo el caso de un legislador, de esos que traban las negociaciones del Presupuesto de Egresos de la Federación porque piden ocho millones de pesos más para un camino rural en una comunidad que les aportará 20 mil votos a su campaña. Eso es ver el problema aislado y caer en la trampa falaz de ver las cosas que queremos ver. A veces tenemos que ser capaces de ver más allá de nuestros propios pensamientos y nuestra propia realidad. ¿Qué sucedería si empezamos a cambiar estas actitudes en México?

https://federicoling.wordpress.com y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información.

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

comentarios

Señor muy buen articulo , espero nos podamos ver pronto un abrazo

Jose Luis muñoz

noviembre 30, 2010

A %d blogueros les gusta esto: