Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

El poder inestable

octubre 10, 2010

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n1811460.htm

El poder inestable

Federico Ling Sanz Cerrada*

El poder es una cosa volátil e inestable. No se puede retener por mucho tiempo sin que empiece a causar problemas. Siempre se debe partir del hecho que habrá personas que busquen el poder, y para ello tienen que derrocar a quienes lo administran en ese momento. El poder siempre se encuentra en cambio constante y nunca es estático. Por esta razón, quien lo posee tiene que ser sumamente receptivo para que aquellas amenazas puedan ser detectadas a tiempo y, en ese sentido, desarticuladas.

Las bases del poder son complejas, pero se podría decir que administrarlo es una actividad sumamente seductora para el ser humano. A veces los gobernantes lo son, simplemente por el hecho y prestigio que supone gobernar. Las razones del poder son sencillas a su vez, pero su raíz está anclada hasta lo más profundo de la naturaleza humana. De igual manera, se puede decir que el poder no es bueno ni malo, sino que es instrumental y además necesario para la convivencia pacífica entre los seres humanos.

Como una cosa necesaria, el poder siempre va a ser personificado por alguien: un líder, un gobernante, el más fuerte, el más prestigiado, etc. Y también habrá otro que busque el poder, y se formará el ciclo en donde los que no tienen el poder tienen que preocuparse por obtenerlo y quienes lo poseen se preocupan por retenerlo. Nunca puede darse por hecho y siempre se está en movimiento. Por ejemplo, pensemos en los partidos políticos buscando ganar la elección para Presidente de la República: el partido que gobierna busca retener el poder para sí y los otros partidos políticos quieren que fracase para hacerse de una oportunidad de obtener el poder. Y la lucha constante siempre lleva a fuertes encontronazos políticos (y a veces le trasciende a ámbitos judiciales, sociales, religiosos) con tal de generar la circularidad del poder. En el caso contrario, si alguien logra retener el poder y eternizarse en él, se volverá un dictador. Y a medida que pasa el tiempo, su fuerza disminuye y se volverá más fácil que pierda el poder.

Un gobierno cualquiera, monárquico o republicano, democrático o autoritario, administra el poder de un determinado país y gobierna a determinado pueblo en cierto territorio. Pero el poder es la base del gobierno y para que el poder sea estable (despótico o no) requiere flexibilidad para identificar estas amenazas de las que hemos hablado y desarmarlas antes de que sea tarde. Actualmente esta maleabilidad para ejercer el poder se le conoce como: política pública. Es decir, la respuesta de quien gobierna a sus gobernados. Siempre habrá muchas demandas de los individuos que conforman una sociedad y el poder, y por ello, la autoridad debe responder pronta y expeditamente a dichas solicitudes si quiere mantener la estabilidad y las bases de su poder.

En la medida en que los gobiernos modernos ofrecen respuestas satisfactorias a sus ciudadanos, sobreviven, y una herramienta poderosa que tienen para hacerlo son estas llamadas políticas públicas. Y pueden serlo de muchos temas: salud, economía, seguridad, finanzas, comercio, internacional, etc. De esta manera, un gobierno puede ofrecer respuestas eficaces para sus ciudadanos y al resolver las demandas planteadas desactiva con precisión las amenazas al poder. Las políticas públicas eficientes son el mejor antídoto contra la ingobernabilidad y los focos rojos que puede presentar en ciertos momentos. De allí su importancia de que estén bien planeadas, que surjan de un diagnóstico correcto de la realidad nacional y que se lleven a cabo de forma precisa, que no sufran modificaciones importantes al implementarlas y que la evaluación sea amplia y consensuada por quienes la ejecutan y quienes se benefician de ella.

No es un capricho de la sociedad o una necedad de un gobierno. Toda relación de autoridad -subordinado en donde se administra poder- requiere de respuestas claras para mostrar la suficiente flexibilidad para hacer frente a la condición natural más evidente del poder mismo: la volatilidad y la inestabilidad. Si las respuestas ofrecidas son satisfactorias, el poder sobrevive un poco más. En caso contrario se desgasta poco a poco hasta que se hace polvo, con todos los matices que esto implica.

https://federicoling.wordpress.com y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: