Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

Un motociclista y su hija a bordo

octubre 4, 2010

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n1802903.htm

Un motociclista y su hija a bordo

Federico Ling Sanz Cerrada*

Haciendo un ejercicio de suposición se pueden inferir algunas cosas de las conductas de las personas. Entre otras, se puede deducir cuál es la actitud con la que está enfrentando la vida o cómo concibe la realidad. No podríamos conocer a ciencia cierta y de modo preciso la motivación real de una persona haciendo inferencias de su actuar y sólo se pueden suponer dichas causas. Corremos el riesgo de equivocarnos, pero vale la pena aventurar un poco para tratar de obtener una reflexión que valga la pena.

En este sentido, presento el caso de un motociclista que llevaba a su hija con él, a bordo de la motocicleta y se encontraba en una calle de la Ciudad de México, un día a las 7:29 a.m., pitando desesperadamente para que el carro que estaba delante de él se pasara la luz roja. Conforme el tiempo pasaba, el individuo se desesperaba cada vez más. Y no había forma de librar al carro que se encontraba delante. Intentó echarse para atrás y recorrer el camino por la banqueta, pero tampoco lo logró. Una vez que el semáforo indicó con su luz verde que podían pasar, el motociclista rebasó de mala manera al carro, soltándole una retahíla de groserías y señas obscenas, quejándose porque no podían pasar anteriormente. Después de hacer esto se subió a la siguiente banqueta donde quitó de mala forma a los peatones -quienes circulaban por donde debían hacerlo- y volvió a insultarles por estorbar su paso franco. Llegando a la siguiente cuadra, se detuvo frente a la escuela. Para ser precisos, frente a la puerta principal donde descendió la hija a las 7:30 a.m. en punto para entrar a clase.

La conclusión que saqué al respecto no es más que una mera interpretación mía de las cosas. Es decir, después de haber visto aquella escena, ver el reloj y la conducta del padre de familia en cuestión, mis deducciones giran en torno a lo siguiente: el papá quiere demostrar la importancia de un valor como la puntualidad a la hija, pero probablemente no se dé cuenta que lo hace a costa de los demás. No sabemos si la hija llevaba varios retardos y con éste la podrían suspender, pero en todo caso, cumplir las normas y las reglas es un valor fundamental, siempre y cuando no se haga a costa de los otros. ¿Por qué será más importante un valor que otro? Cumplir el deber que tenemos con las instituciones y los compromisos que adquirimos, o bien, lograr esto incluso si el costo lo tiene que asumir toda aquella gente que no tiene la culpa. Entonces hay una discordancia de valores. No hay valores distintos. Pesan igual. Y más que valores, le llamaría ética. No es una cuestión moral, donde se está dirimiendo el bien y el mal, o donde se tenga en juego “la salvación del alma” y por tanto, no es un juicio de valor. Llegar a tiempo a la escuela o no llegar no corre por la vía moral. No es bueno ni malo. Puede ser conveniente o inconveniente. Puede ayudarnos o perjudicarnos, pero no es moral. En cambio, sí es ético. Cumplir el compromiso adquirido y no faltar a él es una cuestión ética.

Como también resulta ético cumplir nuestro deber a costa nuestra. No de los demás. El hecho es distinto del pensamiento. Si tenemos en mente que somos nosotros los que tenemos que asumir el costo de cumplir el deber, entonces no tendremos por qué estar atropellando a la gente para que sean los otros quienes asuman ese precio. Y si ese es nuestro pensamiento, entonces también actuaremos en consecuencia, ya sea para respetar al otro o para atropellarlo creyendo que tenemos ese derecho.

He puesto sólo un ejemplo burdo de algo que me tocó ver esta semana en las calles de la Ciudad de México. Pero se me ocurren muchos más, de cosas que ocurren cotidianamente como por ejemplo, no hacer trampa en un examen, no llegar tarde a trabajar, no dar dinero para sacar la licencia de conducir, no sobornar a un juez para que deje libre a un narcotraficante, etc. Es una cuestión de ética personal.

https://federicoling.wordpress.com y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: