Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

septiembre 27, 2010

Hola,

Comparto mi artículo del sábado pasado…

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n1794266.htm

Un jazzista para gobernador

Federico Ling Sanz Cerrada*

Para Paulina, hasta el Cono Sur

El día de ayer fui a comer con un buen amigo. Siempre me da enorme gusto verlo y platicar, porque además de las bromas y sus sueños de ser profesor de Historia de México, para tratar de reivindicarla, tan vilipendiada que está, suele decir cosas sumamente interesantes y sabias. A veces dice bromas interesantes también; pero en este caso dijo algo que me llamó poderosamente la atención, justamente cuando estaba haciendo un recuento de su propia historia. Y dijo algo así como: “no es que yo haya cambiado y entonces ahora quiero cosas diferentes; precisamente por eso, primero empecé a querer y soñar cosas diferentes y empecé a cambiar”. Mi conclusión inmediata es que los cambios justamente se operan en ese sentido. Por ejemplo, si alguien quería ser gobernador de su estado natal y convertirse en un prominente político, pues entonces tendría que trabajar en esa ruta, y todas sus acciones irían encaminadas para materializar esas cosas que tanto desea y que tanto anhela. Si en el camino deja a dos o tres incautos que no estaban de acuerdo con su plan, pues “mala la hora” y a seguir adelante. Pero no es que de pronto se haya vuelto diferente, o haya modificado su patrón de conducta para “ser mejor persona”. Quizá lo que cambió fue su sueño y su meta. ¿Que tal que ahora ya no quiere ser gobernador y ahora quiere ser pianista de jazz? Para ser pianista de jazz se requieren acciones completamente diferentes de las que requiere ser gobernador. Las personas no cambian para luego comenzar a soñar cosas diferentes. Más bien cambian sus ideales, sus metas, sus sueños, sus objetivos, y entonces, con base en ello, las personas comienzan a cambiar. Al imaginarse de otra manera, haciendo otras cosas, viviendo otras experiencias, entonces, las personas hacen todo para transitar por ese camino y convertirse en aquello que sueñan. ¡Qué importante es cuidar los sueños entonces!, porque al final del día acabamos convirtiéndonos en aquello que soñamos y en aquello que imaginamos.

Por esa razón, yo me preguntaría, ¿cuáles son los sueños de este país? Si la lógica indica que todos nos conducimos para convertirnos en aquello que soñamos (aunque implique esfuerzo y sacrificio) y nuestras acciones están poderosamente determinadas por ello, resultaría importante revisar en qué cosas hemos puesto nuestros sueños. ¿Acaso hemos soñado con ser un país corrupto, que no respeta el Estado de Derecho, que le da la vuelta a la ley, o donde los privilegios para unos cuantos imperan sobre el resto? Porque en muchas cosas somos eso. O ¿hemos soñado con ser un país poderoso económica y culturalmente, que respeta las reglas, que no hace trampa, donde no hay violencia ni crimen? Porque en este caso, algo estamos haciendo mal. ¿O tiene que ver con un sueño personal, donde cada uno quiere ser alguien rico, importante y poderoso, sin importar los medios (lícitos o no) para hacerse de ello, donde incluso tenga que mentir o corromper? Porque de esta manera estamos rastreando de dónde venimos y hacia dónde vamos. ¿Qué sueño es más importante: el personal o el colectivo?, ¿dónde se determinan nuestras acciones como nación? Revisemos claramente si lo que queremos y lo que nos hace felices es ser un país corrupto, violento; o si en términos personales lo único que importa es ser ricos y poderosos a cualquier precio. Esta ruta nos está llevando al hundimiento colectivo. No es que vayamos a cambiar como personas o como país para querer y desear cosas diferentes. Más bien pensemos y reflexionemos cuáles son esos sueños y deseos que tenemos, en ambos planos, para transitar por una ruta distinta. Cambiar el sueño para que cambie la conducta. En esa ruta debemos concentrarnos. ¿Qué sueño queremos como país y cuál como personas?, ¿en dónde vamos a poner lo que importa de la vida y nuestra felicidad verdadera? Espero que no sea en el poder, el dinero, la violencia, o el crimen.

Apunte final: Total indignación de que hayan matado al tercer alcalde en Nuevo León y que un diputado tenga que tomar posesión entre policías por tener órdenes de aprehensión.

https://federicoling.wordpress.com y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información.

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: