Psicoanalizando al Leviatán

Psicoanalizando al Leviatán

por Federico Ling

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

Estructuras de poder

septiembre 11, 2010

Hola amigos,

Les dejo mi artículo de hoy.

Ojalá les guste!

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n1779118.htm

Estructuras de Poder

Federico Ling Sanz Cerrada*

El poder tiene varias definiciones. El poder es el objeto de estudio de la Ciencia Política básicamente. Entiendo lo simplista que puede llegar a ser esta afirmación, pero es esencialmente verdadera. Y en este sentido, una de las definiciones de poder que más me convencen para explicar lo que quiero en esta colaboración editorial es la siguiente: “el poder consiste en la capacidad que tiene A respecto de B, para que B haga la voluntad de A, a pesar incluso de la suya propia”. En este sentido, las bases y las estructuras sobre las que descansa y se sostiene el poder del que estamos hablando son varias. Voy a enlistar algunas de ellas, que van desde lo más burdo hasta lo más sutil.

1.- Poder de coacción. Cuando alguien quiere hacer que el otro haga o deje de hacer determinadas cosas le promete un castigo si desobedece la orden. Como la madre que amenaza al hijo o bien, el maestro que advierte al alumno. Este tipo de poder se basa en un incentivo negativo.

2.- Poder de premiación. Esto sucede cuando en lugar de un castigo, se promete un premio. Si alguien sigue las órdenes, entonces tendrá una recompensa. En este sentido, el incentivo es positivo.

3.- Poder de conexión. Este caso sucede cuando alguien que no tiene poder apela a quien sí lo tiene y a su conexión con esa persona. Por ejemplo, un adulto que amenaza al niño diciéndole que hablará con sus padres. El primero no tiene poder sobre el niño, pero se conecta con la figura de autoridad para ejercerlo. Lo mismo podría ser el típico personaje que apela siempre a sus conocidos “influyentes” para ejercer poder sobre otros.

4.- Poder de información. Este tipo de poder es interesante, porque su fundamento está en la información que posea alguien respecto de otro. Si la información es comprometedora, o simplemente, es necesaria para alguien más, podrá ejercerse un rol de poder por el simple hecho de contar con ella. La publicación o reserva de la misma y la forma y las dosis en que ello se haga, complementan el poder de información.

5.- Poder del experto. Con este tipo de fundamento de poder comienza la sutileza. Este caso podría ser el que apela a cierto tipo de conocimiento o expertise para ejercer poder sobre alguien más. El caso del médico que ordena un tratamiento y el paciente lo sigue, le guste o no: “el médico sabe más”.

6.- Poder emocional. Este tipo de poder es el más amplio, consolidado y fuerte que hay. También es el más sutil. Es aquel que apela al argumento del cariño y amor que existe entre dos personas o más para ejercer poder sobre ellas. Alguien hace o deja de hacer algo por el amor que le une a quien está ejerciendo poder sobre ella. Este argumento del poder es el más difícil de contradecir también.

Desde los fundamentos más burdos del poder, hasta lo más refinados y delicados, todos ellos operan cotidianamente en nuestra vida. En el plano personal podemos encontrar múltiples referencias a estas estructuras de poder. En pareja, en familia, entre amigos, etc. Pero ¿qué sucedería si nos empezamos a cuestionar las bases y fundamentos del poder político? Porque también se ejerce el poder de coacción o de premiación, o de información o incluso emocional entre autoridades políticas y ciudadanos.

Me cuestiono si en el caso de nuestros legisladores, por ejemplo, se ejerce un poder de expertise: un diputado ejerce poder porque me representa inteligentemente y es quien sabe cómo hacer leyes, o bien, es un poder burdo de coacción del voto en determinado distrito. El mismo caso podría aplicarse a los gobernantes de los tres ámbitos de Gobierno. ¿Cuál es el fundamento de su poder?, ¿por qué obedezco? La pregunta que tenemos que hacernos a nosotros mismos es esta última, para dejar de ser súbditos y convertirnos en ciudadanos. Y el poder político tiene que hacerse la otra pregunta sobre los fundamentos de su propia autoridad. Solamente así podremos aspirar a tener una clase política que valga la pena y una ciudadanía que sea recíproca con ella. Mutuamente pueden potenciarse o destruirse.

https://federicoling.wordpress.com y @fedeling

*Maestro en Análisis Político y Medios de Información

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: